07 enero 2016

Por qué tienes miedo a monetizar tu blog




Hay muchos usuarios que están cosechando excelentes resultados en tráfico web, pero que por otro lado, se resisten a la idea de buscar formas de financiación para su proyecto.

Muchas veces esta mentalidad nace de una actitud muy positiva, que es la voluntad de no querer ahuyentar a una gran cantidad de amigos que hemos ido conociendo gracias a nuestro blog, dándoles a entender que en realidad sólo buscábamos un beneficio económico.

Lo cierto es que todo este tipo de pensamientos vienen sobre una mentalidad equivocada sobre el dinero y el valor de las cosas.

Queremos plantearnos el blog como una afición, no como un medio de vida, y nos da miedo que si le ponemos publicidad, o empezamos a vender productos de afiliación, los usuarios empiecen a quejarse y enfadarse porque les estamos vendiendo. Vamos a intentar mostrarte algunas razones por las que deberías cambiar esta mentalidad.

Monetizar tu blog: una consecuencia lógica

Lo primero que debes entender es que, cuando has creado un blog de éxito, estás aportando valor a muchas personas. Estás regalándoles tu tiempo (todo el tiempo que has pasado escribiendo artículos, diseñando tu plantilla, preparando tu newsletter, creando tu lead magnet...), tus conocimientos (aquel tema del que trata tu blog y que quizás esté relacionado con tu carrera profesional) y, no lo olvidemos, estás aportando también tu persona y tu marca.

Dar todo esto de forma desinteresada y gratuita puede ser una opción, pero debes tener en cuenta que, si quieres seguir haciéndolo al nivel que tus usuarios desean, es perfectamente justo desear que paguen.

Cuando tienes miles y miles de usuarios que siguen tu blog, es muy fácil que tu página colapse. Por eso, tienes que contratar un plan de alojamiento web más caro, lo que supone además un coste económico que tú debes asumir para que otras personas puedan disfrutar. Es decir, no es que simplemente estés dando algo que no te cueste nada, es que si no intentas monetizar tu blog, estás perdiendo no sólo tiempo, sino también dinero.

El gran problema viene a la hora de saber cómo monetizar tu blog sin asustar a los usuarios. Debemos entender que cada vez mayor número de blogs están monetizándose y los usuarios están mucho más acostumbrados que antes. Además, cuando aportamos valor de verdad, la gente está dispuesta a pagar para seguir disfrutando.

Podemos empezar de manera discreta, pero si no quieres manchar tu blog con publicidad, puedes buscar otras alternativas, como crear un video-curso online de pago, o vender e-books. Los usuarios lo van a ver como algo normal y, por supuesto, estarán dispuestos a valorar tu trabajo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, por favor se amable, deja tu nombre y si necesitas respuesta suscribete al comentario ya que te responderé aquí mismo.

@>-,´-: MaLiNa

 

Copyright 2008 | Design by Somos Marca